Pensamientos positivos y negativos el reflejo de nuestra realidad

PENSAMIENTOS POSITIVOS Y NEGATIVOS EL REFLEJO EN NUESTRA REALIDAD
Todos nuestros pensamientos, palabras, actitudes y actos reflejan nuestras creencias erroneas  que se reflejan en creaciones energéticas como Egregores o formas de enegia varias. Hay que  tomar conocimiento y entender que nuestros pensamientos y nuestras palabras se transforman en registros sutiles dentro de nuestro campo vibracional.
En el momento que emitimos una crítica negativa, de cualquier especie que sea, esta queda registrada  en los niveles sutiles como memorias y programas. Es de esta manera que creamos nuestro saldo de karma en positivo o en negativo, nos tornamos víctimas de nosotros mismos, debido a la Ley Universal del retorno. No lo sabemos pero somos nuestros propios verdugos, atrayendo las enfermedades físicas o mentales, así como también atrayendo las desgracias.
Dios no tiene nada que ver con nuestros lios nosotros, solamente nosotros, somos los que atraemos todo lo que nos acontece, sea bueno o malo. Usamos mal las energías que disponemos para nuestro desarrollo. Nuestras malas creaciones sonoras, mentales y emocionales, nos alejan de la perfección, desorganizando nuestras vida.  Vivimos preguntándonos: ¿por qué todo lo que hacemos sale mal en nuestra vida? ¿por qué las cosas no andan? ¿Por qué las enfermedades?. Generalmente le echamos la culpa a alguien. Empezamos a creer que es por la envidia de los otros etc. Lo mejor que podemos hacer en este caso específico, cuando estamos enredados en estas situaciones desesperantes, auto creadas y de las cuales no conseguimos encontrar una salida es realizar un honesto examen de conciencia, observar nuestras acciones, palabras, pensamientos, intenciones y actitudes con relación a nosotros mismos y a los otros y ver si son constructivas o negativas. La ley del karma o ley de Retorno a través de esta la humanidad se viene desarrollando y evolucionando. El libre albedrío, nos ofrece dos opciones, realidad constructiva o destructiva. Estas dos opciones implican sus debidas consecuencias e interferencias energéticas, positivas o negativas, con relación con nosotros mismos.
La humanidad se olvidó que la existencia tiene un propósito el aprendizaje y el desarrollo de buenas virtudes. En su gran mayoría las personas se dejan llevar por su ansia de poder, y dominio, de ganancias, de calumnia, de mentiras y de deseos descontrolados de materialidad. Se olvidaron de que el cuerpo físico es apenas un instrumento para experimentar la vida en este mundo más denso. Se olvidaron también que han venido a conquistar el Ego(personalidad) para poder conectarse con su propia divinidad.

El trabajo que realizamos actúan trayendo la fuerza energética y la comprensión de la transformación para la plena realización de los más profundos propósitos: el inicio del nacimiento de un ser nuevo, un ser mas libre, más maduro y responsable delante de sí mismo, delante de los demás, delante del reino animal delante del reino vegetal. En fin un ser más feliz y más consciente de su verdadera dimensión, que va mucho mas allá de la dimensión material