Protecciones energéticas

  1. Cuando realizamos un trabajo para otra persona ya sea un masaje o tratamiento espiritual…lo primero que hay que hacer es centrarte, rezar pidiendo asistencia y pedir que todas las dimensiones estén protegidas.
  2. Ahora bien, si tus cuerpos espirituales están rasgados rotos fisurados o llenos de basura es imposible que las protecciones espirituales os funcionen.
  3. Como vuestra divinidad va a proteger un campo energético que está lleno de interferencias basuras y programas de atracción de basura.
  4. La energía interferente nunca pondrá un vestido de luz donde hay un contenedor de basura energética para limpiar, resolver o reparar.

¿Porque sucede todo esto?

El ser humano está dotado de un sistema inmunitario a nivel corpóreo, que protege de enfermedades y también tiene un sistema inmunitario a nivel espiritual que es el responsable de reforzar nuestros cuerpos sutiles para evitar la entrada de estas energías interferentes.

Al igual que el sistema inmunitario físico se deprime entrando patógenos virus bacterias el sistema inmunitario espiritual también le pasa lo mismo y entonces entran todo tipo de energías sutiles.

¿Debido a que?

Los impactos emocionales rompen las conexiones con nuestro ser provocando agujeros y grietas y la entrada de todo tipo de energías externas en nosotros

Cuando sucede esto nuestra energía se debilita y finalmente crea agujeros por donde pueden entrar desencarnados etc… contagiándonos de los sentimientos que tenían en vida he incluso de patologías.

La única protección efectiva es que tengamos nuestros cuerpos espirituales limpiado de todo esto.

¡Aclaración!

Cuando uno está atrayendo energías discordantes a su cuerpo y se siente mal o siente ataque energéticos esto es normalmente  porque tienen un programas de violencia, o similares. Es necesario limpiar los programas que están atrayendo ese tipo de energías mediante un estudio de la vida del alma que realizo. Donde se detecta los programas que tenemos en relación a lo que está sucediendo para fortalecer a la persona y activar las protecciones innatas.

Compartir